Actualidad de lo politico



20_Octubre_2015.

ATENCIÓN→ → ARTÍCULO EN CONSTRUCCIÓN→ → BORRADOR DE TRABAJ∅


MANUEL BORJA-VILLEL

Gratitud Eterna por estos 25 años de PAZ.

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_blanco♠ ♣ ♥ ♦

The Man, the Myth, the Manuel. (editar)


Manuel Borja-Villel es, ha sido y será muchas cosas: Hijo del Hombre, funcionario de prisiones, Troskista consecuente, pensador visionario… pero como todo gran hombre, tambien ha sido incomprendido y despreciado por esos groseros personajes que, presentes en todo periodo histórico, se muestran incapaces de apreciar un trabajo bien hecho.

La magna labor revolucionaria de Manolo, pionera en su caracter postcolonial y anticapitalista, plantea una radical crítica a las instituciones y paradigmas del proyecto moderno. Es posible que desde Nietzsche nadie haya sacudido los cimientos de la civilización Occidental con la intensidad que nuestro Borja Villel lo viene haciendo desde su más tierna infancia.

Pero si estos logros serían suficientes para garantizar la satisfacción personal de cualquier individuo corriente como tú y yo, en el caso de Manuel Borja_Villel apenas rozan la superficie : Manolo no es tan solo un hombre capaz, exitoso y bien remunerado: Es tambien el Depositario del Soplo Divino, el Alfa y el Omega, La Piedra Viva.

Durante los 25 años que ya han pasado desde su ascenso a la divinidad, Manolo nos ha ofrecido una Paz suave y una Voz fuerte. El es el lider cuya bondad y sabiduría el pueblo llano agradece en sus plegarias.

Él es el Buen Pastor, el Mesías Encarnado, el Verbo.

Este icónico cartel, obra del artista Alberto Corazón, se extendió como la pólvora por todos los rincones de nuestra brava piel de toro durante el verano de 2015. Al grito de
Este icónico cartel, obra del artista Alberto Corazón, se extendió como la pólvora por todos los rincones de nuestra brava piel de toro durante el verano de 2015. Al grito de “¡Gracias, Manolo!” la población enfervorecida rendía un sentido homenaje al Cristo Manuel Borja Villel.

Progenitores y nacimiento (editar)


Nacido en la ciudad de Belén (Castellón) en un entorno de extracción humilde, Manuel pasó su infancia y adolescencia en la vecina población de Nazaret (Castellón).

Su madre, María Antonia Tapies i Puig (Barcelona, 1933, Kassel 2012) era una joven pujante y laboriosa, dedicada a su profesión de lavandera y planchadora, oficio que había aprendido en el barrio chino de su Barcelona natal. Tres meses antes de dar a luz a Manuel Borja, María Antonia abandonó la ciudad buscando un entorno más sosegado donde poder dedicar tiempo y espacio a la crianza de su único hijo.

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_Tapies_bigote
Josefina Borja-Villel, bisabuela del Primogénito de la Resurrección.

En el verano de 1957 se mudó a Nazaret, pequeño pueblo costero de 400 habitantes donde residía su abuela Josefina Borja-Villel, a la que no conocía personalmente pero con quien mantenía una intensa relación epistolar, que actualmente forma parte de la colección permanente en la Library of congress.

Tan pronto llegó a la población castellonense, y a pesar de las molestias propias de un avanzado estado de gestación,  Maria Antonia se dedicó afanosamente al cuidado de la enferma, pero nada pudo hacer para que esta se recuperase: La enfermedad de la anciana era ya irreversible y falleció días antes de que su nieta diese a luz. En homenaje póstumo, María se prometió bautizar a su hijo primogénito dándole los apellidos de la anciana.

Del padre de Manuel poco se sabe. Algunas fuentes dan por sentado que se trataba de un marino norteamericano que habría recalado temporalmente en la ciudad catalana durante un descanso en su servicio. A pesar del secretismo que rodea la cuestión, parecen existir sólidas fuentes documentales que señalan en esa dirección, estableciéndose incluso el nombre del progenitor como Clement Greenberg, un teniente de la VI Flota que, tras abandonar el ejército en 1966, parece haber vivido una existencia anónima como exterminador de plagas domésticas en la ciudad de Tampa, Florida, donde fallecería en 1994.

Pero según la Doctrina de la Buena Nueva, la mencionada teoría sobre la paternidad del Cristo Manolo no es más que una falsedad propagada por Belcebú para difamar al Primogénito de la Resurrección. Las enseñanzas del Maestro y las evidencias espirituales nos indican que su verdadero padre es El Altísimo, y que la concepción del niño Manuel se gestó por intervención exclusiva del espíritu divino. Es por eso que María Antonia Tapies es universalmente denominada La Virgen Madre.


Aspecto de la nave-almacen de la Editorial Uarte en la población levantina de Nazaret, 1959.
Aspecto de la nave-almacen de la Editorial Uarte en la población levantina de Nazaret, 1959.

La situación económica en la España de 1957, cuando Maria Antonia recaló en Nazaret, era desoladora. Solamente una iniciativa emprendedora mantenía activa a la humilde comarca castellonense: A las afueras de esta población se operaba la sede, imprenta y almacén de la Editorial Grupo Huarte, especializada en (pero no limitada a) la publicación de monográficos sobre lo que los críticos del momento denominaban Arte Actual.

Esta vez la fortuna sí sonrió a María Antonia, que encontró trabajo en dicho barracón, convirtiéndose en portera y guarda nocturna del complejo industrial. Le fué facilitado un pequeño cuarto donde vivirá los siguientes años junto con su hijo, aun nonato. De este modo Borja parecía estar destinado a crecer entre aquellos miles de volúmenes que efectivamente devoró (en sentido figurado) durante los primeros años de su vida.

El 13 de Octubre de 1957, Borja nacía en la casa de una piadosa matrona en la vecina villa de Belén. Lo hizo entre truenos y relámpagos, pues esa misma noche se levantó una terrible tormenta eléctrica que asoló la costa de la Comunidad Valenciana, causando la muerte de nueve personas en la capital de la región. Algunos historiadores consideran esta violenta reacción de la naturaleza como indicio primero de la divinidad del recién nacido.

Infancia y primeros años (editar)


Manuel fue un niño muy precoz y popular en la pequeña población levantina.

Conocido como “Manolo de la Toñi”, pronto destacó por su viva inteligencia y su gran aptitud para cualquier actividad que decidiese acometer. Con apenas 1 mes de edad, hablaba y escribía fluidamente en siete idiomas.

Semanas más tarde sorprendía a la crítica artística nacional presentando un sólido cuerpo de obra que expandía la experimentación de genios anteriores y dotaba de una fascinante complejidad la tradición heredada del constructivismo. Manuel Borja se embarcaba así en lo que denominó Operación Experimental, título con el que su archivo personal fue presentado en la Bienal de São Paulo (1957), recibiendo el premio extraordinario de escultura. En 1959, entendiendo que ya podía considerar superados los cuestionamientos fundamentales de su experimentanción formal y filosófica, Borja Villel decide abandonar la producción escultórica.

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_bienal_sao_paulo_1957Este breve período de dos años constituye uno de los momentos más brillantes de las prácticas visuales del siglo XX. Los historiadores contemporáneos encuentran admirable el hecho de que un único individuo haya sido capaz de realizar una operación estética de tal trascendencia, al redireccionar el discurso dominante, anclado en la tradición geométrica europea, el neoplasticismo y el constructivismo soviético, para orientarlo definitivamente en una senda que más tarde recorrerían, siguiendo sus pasos, las prácticas Minimalistas, Conceptuales y Pop del Nuevo Arte Norteamericano.

Pero la notable relevancia pública alcanzada por sus digresiones creativas generó en Manuel una peculiar reacción. Su praxis artística le había permitido viajar al vibrante Brasil de los años 50 y a muchos otros puntos del globo; Los premios y honores recibidos habían supuesto un primer contacto con ciertos mecanismos de aceptación social; Las reiteradas valoraciónes elogiosas a su individualidad le causaban una ambigua satisfacción… pero en su fuero interno, Borja consideraba su propio proyecto, generado desde un húmedo almacén de una periférica población, como algo equiparable a los primeros balbuceos de cualquier niño de su misma edad. Observar cómo adultos revestidos de gran autoridad se maravillaban ante lo que para él eran apenas restos de un pueril juego, generó un momento de inflexión definitorio, fruto del cual su hoy célebre actitud condescendiente hacia las personas dedicadas a la producción de “Arte Actual” quedó firmemente definida, y habría de acompañarlo, imbuida en su caracter de forma indeleble, durante los futuros pasos de su excepcional camino.

Tras su sonoro abandono de la producción artística, el joven Manuel se entregó al deporte y el ejercicio físico. Una vez más volvió a destacar de forma prodigiosa: A los cuatro años de edad era capitán y lider de la selección de baloncesto Valenciana en su categoría de cadetes. A día de hoy todavía mantiene el record de rebotes y puntos anotados en una final entre federaciones autonómicas. A pesar de su talento innato, Manolo se desencantó pronto de la dinámica competitiva y renunció a la práctica del deporte.

Un joven Manuel Borja Villel juega en las calles de Nazaret. Fotografía de archivo en blanco y negro.
Un joven Manuel Borja Villel juega en las calles de Nazaret. Fotografía de archivo en blanco y negro.

A los cinco años, coincidiendo con el despertar de su sexualidad e influenciado por el párroco y notario local Salvador Dalí, el joven Borja-Villel se dejó crecer un poblado bigote. Este ornamento facial se convirtió desde entonces en su seña de identidad.

Demostrando una madurez notable, fue en esa época que Borja Villel reconoció su propia divinidad y la misión exclusiva que le correspondía como Autor de La Salvación, entregándose totalmente al prójimo en una temprana labor evangelizadora sobre la cual nos extenderemos más tarde (ver Maravillas y Milagros). En sólo dos años, ya era considerado uno de los mayores sabios y mentalistas de la península. Su prestigio como sanador y hacedor de milagros comenzaba a extenderse más allá de la cuenca mediterránea.
Luchando infructuosamente por mantener en secreto las actividades milagrosas de Manolo, se suceden para Madre e Hijo varios años de gran actividad en pos de La Buena Nueva: Lenta pero inexorablemente, se comienzan a establecer rutas de peregrinaje que tienen como epicentro y destino la población de Nazaret y, más en concreto, la vivienda de los Borja-Villel.

Juventud, vida adulta y Revelación (editar)


A inicios de los años setenta, Maria Antonia y su hijo están sobrepasados: Cientos de fieles los acosan a cada minuto. Las autoridades del régimen franquista no saben cómo afrontar la compleja situación y optan por aplicar un sólido bloqueo mediático al niño Profeta de Castellón. Finalmente, fruto de la enorme presión y la fragilidad de su corta edad, los poderes de Emanuel Borja pierden foco y efectividad. En un intento desesperado por reconducir la situación, decide minimizar el perfil público de su acción evangelizadora. Con la máxima discreción y contando con el auxilio de sus acólitos más próximos, cambian su residencia a la población de Navalcarnero (Alicante) y acuerdan que Manuel continue su formación académica por los cauces normales y dentro de los plazos socialmente establecidos para el resto de individuos de su edad. De este modo, se sumergen en una clandestinidad laxa, amparados al abrigo de una mediocridad que los mortifica pero que a la vez les devuelve el equilibrio perdido.

Pero esta discreta retirada no pasó desapercibida a ciertas personalidades relevantes de la vida social, económica e intelectual del momento, conscientes del importante papel histórico que aquel humilde niño estaba llamado a desempeñar.  Durante la siguiente década, y desde la apriente normal de su vida cotidiana, Manuel Borja-Villel se convirtió en consejero y guía de este poderoso conglomerado de intereses, convencido de que su labor emancipadora y liberadora de la humanidad solo podría triunfar desde la infiltración en las esferas que ostentan el poder para, una vez ubicado en las entrañas del sistema, demolerlo implacablemente desde dentro.

En 1980 Manolo se licencia en Historia del Arte por la Universidad de Valencia. Completa su formación con estudios en la Yale University entre 1981 y 1982 como Special Student. Allí pasa a formar parte de la célebre sociedad secreta Skull and Bones.
Tambien obtiene el Master of Philosophy del Departamento de Historia del Arte de la City University of New York en 1987. En 1989 obtiene el Doctorado en Filosofía en el Departamento de Historia del Arte de la Graduate School of the City University de Nueva York. Tres de sus nueve años de estancia en los Estados Unidos de Norteamérica fueron financiados a través de dos becas: La beca Fullbright, que disfrutó entre 1981 y 1983 y la beca Kress Foundation Fellowship para Historia del Arte entre 1988 y 1989. No existe constancia de cómo financió los restantes seis años en que permaneció en territorio Norteamericano.

A su vuelta a España, en 1990, asume públicamente su papel de Mesías, y desde entonces, como todo el mundo sabe, nada ha vuelto a ser igual.


Maravillas y Milagros (editar)


Aunque en los cuatro Evangelios canónicos se cuenta muy poco acerca de la vida de Borja Villel desde su nacimiento hasta que empezó a predicar, un reciente informe publicado por el PEAPC -Programa de estudios avanzados en Prácticas Críticas- revela que, ya durante sus primeros años en Nazaret, los prodigios de Nuestro Señor se manifestaban ante los atónitos vecinos con una frecuencia e intensidad asombrosas. Dicho documento aporta ingentes datos, rigurosamente contrastados y hasta ahora desconocidos, sobre la infancia milagrosa del Maestro.

El niño Manolo se nos presenta como un infante travieso y de fuerte caracter que se divierte con sus poderes.
En cierta ocasión entra al taller de un tintorero y tiñe de índigo todas las prendas que allí encuentra. Ante la desesperación del tintorero, que ve peligrar su ganapán, Manolo revierte la travesura y saca de la tina cada prenda con el color y estampado exactos que le indica el aliviado dueño del taller.

Una tarde de Domingo, Borja se escabulle de su madre y decide ir a jugar a la orilla de un arroyo. Una vez allí, modela 12 tortugas con barro fresca, y les insufla vida. Despues las aplasta con cantos rodados y entierra sus cuerpos en un hoyo del que nace una higuera seca.

En otra ocasión Manolo recibe las burlas de un grupo de mercheros que llegan a Nazaret en su carromato. Estos, ignorando que se encuentran ante el hijo de Dios, se ríen de su infantil bigote. El Cristo, enojado, los vuelve ciegos al instante y reduce a cenizas todas sus pertenencias, incluidos los harapos que visten.

Es por estas habilidades paranormales que algunos niños del pueblo le temen mientras que otros lo preconizan como Rey, en un juego infantil muy del agrado de Borja y que constituye un claro precedente de los honores y relevancia que habrá de alcanzar en su edad adulta:

   “Cuando llegó el mes de adar, Manolo congregó a los niños alrededor suyo, y les dijo: Démonos un rey. Y los apostó sobre el camino grande. Y ellos extendieron sus vestidos en el suelo, y Manolo se sentó encima. Y tejieron una corona de flores, y la pusieron sobre su cabeza, a guisa de diadema. Y se colocaron junto a él, formados en dos grupos, a derecha e izquierda, como chambelanes que se mantienen a ambos lados del Monarca. Y a quienquiera pasaba por el camino, los niños lo atraían a la fuerza, y le decían: “Prostérnate ante el Rey, ve lo que desea, y después prosigue tu marcha.”

El informe concluye con la transcripción de la entrevista entre Manolo y un grupo de profesores de la Universidad de Valencia, celebrada el 8 de Agosto de 1966. El pequeño los sorprende con sus conocimientos de Estética, Teología, Astronomía y Filosofía, demostrando ser un sabio a la manera helénica de Aristóteles. Uno de los catedráticos le pregunta si posee nociones de medicina natural:

   “Y Manolo respondió con una disertación sobre la física, la metafísica, la hiperfísica y la hipofísica, sobre las fuerzas de los cuerpos y de los temperamentos, y sobre sus energías y sus influencias en los nervios, los huesos, las venas, las arterias y los tendones, y sobre sus efectos, y sobre las operaciones del alma en el cuerpo, sobre sus percepciones y sus potencias, sobre la facultad lógica, sobre los actos del apetito irascible y los del apetito concupiscible, sobre la composición y la disolución, y sobre otras cosas que sobrepujan la razón de una criatura.”

Tras este encuentro, el claustro en pleno propone a Maria Antonia la matriculación inmediata de su hijo. La Virgen Madre declina la oferta, pues desea ofrecer al Niño Dios una infancia lo más normal posible, dentro de las limitaciones y responsabilidades que impone el saberse futuro Salvador de la Humanidad.

El Cristo Manolo continuará realizando prodigios durante toda su juventud y vida adulta. Estos milagros se pueden clasificar en cuatro grupos:

  • Curaciones.
  • Exorcismos.
  • Resurrección de los muertos.
  • Control sobre la naturaleza.

Barcelona, madrid y Granada son las ciudades donde Manolo realizó la mayor parte de sus milagros, debido a que los habitantes de dichas urbes todavía no se habían arrepentido de sus pecados.


Manuel Borja Villel, hijo de Dios, resucita de entre los muertos a Elena Lázaro Asins, que es asistida en el trance por Joao Fernandes. Este asombroso prodigio se produjo en un huerto urbano del barrio de Lavapies ante la devota mirada de innumerables vecinos Hipsters.
Manuel Borja Villel, hijo de Dios, resucita de entre los muertos a Elena Lázaro Asins, que es asistida en el trance por Joao Fernandes. Este asombroso prodigio se produjo en un huerto urbano del barrio de Lavapies ante la devota mirada de innumerables vecinos Hipsters.

Pero estas pruebas de la divinidad de Manolo no han servido para convencer a toda la población.

Los infieles, los crueles y los mezquinos, han conspirado sin cesar mara menoscabar la tarea de nuestro salvador, en un desprecio irreflexivo a la visión ecuménica de la humanidad que el Maestro siempre ha predicado. Asistidos por Satanás, los enemigos de la Fe han logrado en no pocas ocasiones empañar el trabajo pastoral de Borja Villel. El poder del Enemigo es temible y la fragilidad de las pasiones humanas, barro fresco en sus manos, siempre laboriosas y dispuestas a entorpecer el camino de la Verdad.

Es en estos momentos de críticas torticeras cuando la coherencia y la voluntad de redimir incluso a los que no desean ser salvados, es premiada por El Altísimo, Padre de Manuel: Todos aquellos que amamos al Mesías cerramos filas entorno a su legado.

En el ámbito de los (merecidísimos) elogios al Cristo Manolo, cabría destacar la reciente publicación del volumen Conversación con Manuel Borja-Villel, obra del artista sonoro Marcelo Expósito. El libro ha aparecido en el marco de una colección, dedicada a lo político en su vertiente más electoralista, en la que se han publicado conversaciones con Pablo Iglesias, Ángel Gabilondo, Letizia Ortiz y Juan Carlos Monedero. Sobre este libro opinaba el célebre crítico culinario Ignacio Echevarría :

   “La impresión que deja en el lector la apasionante conversación de Borja-Villel con Marcelo Expósito es la de que el trabajo realizado por el primero, siempre en equipo, constituye la experiencia política -sí, política, y no solamente cultural- más avanzada y exitosa que ha tenido lugar en España durante los últimos veinticinco años. Esto no es ninguna exageración. Cabe hablar aquí con toda propiedad de vanguardia institucional.

También en la revista digital Facka, boletín periódico del Círculo Lacaniano-Medievalista de Navalcarnero, se hacen eco de este discurso que reivindica la tarea acometida por Borja-Villel como logro máximo de lo que ha venido en llamarse Cultura de La Transición. Lo hacen de forma indirecta, a traves de una entrevista con el célebre guitarrista de Flamenco-fusión Pedro G. Romero, estrecho colaborador de Emanuel en la composición de salmos destinados al culto. Romero afirma:

   “Vuelvo al ejemplo impagable de la institución Reina Letizia -muchos de los críticos de su director Manuel Borja-Villel van a añorar el vigor de estos años en esta institución ejemplar-. Pues bien, ¡bajo el mismo techo encuentran cobijo los bolivaristas de Podemos y Patricia Cisneros! Es verdad que Venezuela queda lejos, pero, ¿no es todo un ejemplo de institución ecuménica?”

Pero no todo el mundo es tan honesto en la manifestación pública de sus deudas y obligaciones. Así, en la web de la Librería La central, una redactora de nombre, comenta sobre la entrevista entre el Emanuel Divino y el joven Marcelo Expósito:

“El hecho de que Berta Sureda, actual comisionada de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, mencionase este libro como una de sus futuras y principales referencias a la hora de trabajar en cultura desde la política institucional, es igualmente significativo de un incipiente cambio institucional que rebasa las fronteras del museo.”

Hasta ahi todo bien… pero a continuación esa juntaletras que firma la mencionada reseña comienza una serie de divagaciones y acusaciones, en las que otorga a Manuel Borja la condición de déspota local rodeado de una cohorte de advenedizos, de afortunado arribista que ha logrado sacar beneficio propio de la lamentable situación museística en la España del siglo XXI y una larga lista de ofensas e insultos que no merece la pena mencionar aquí.

Ese artículo es una prueba innegable de lo que todos hemos presenciado durante los últimos días: un ataque directo a Nuestro Señor a través de la propagación de rumores referentes a su inminente renuncia del cargo de director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Letizia.

Hoy el Maligno ha iniciado la enésima campaña de difamación en su contra, asistido por la hegemónica maquinaria mediática de la ultra izquierda española. Incapaces de asimilar la madurez y responsabilidad del posicionamiento pragmático que los seguidores de Manolo Borja, con Él mismo a la cabeza, han desplegado para mantener y amenizar el período de Paz mas duradero en la historia reciente de España, ellos ladran, nosotros cabalgamos.

De este modo mientras se acomete con renovados bríos el proceso de Tortura, Pasión y Crucifixión del Cristo, a la vez y por justicia, nuestro Rey de Reyes ha recibido y recibirá el apoyo incondicional de todos nosotros, sus amigos, discípulos y sirvientes.

♠ ♣ ♥ ♦

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_jesus_carrillo_antoni_tapies_isidoro_valcarcel_medina_andujar_marcelo_exposito_pedro_g_romero_low
En esta instantánea, tomada en septiembre de 2015 por el activista y realizador independiente Matthias Grünewald, podemos encontrar varios astros que orbitan la constelación afectiva propia del estimado Borja Villel. Es para mi un gran honor poder contrarme entre estos cuerpos celestes en mi rol de Cordero de Dios (esquina inferior derecha)

Detalles de la fotografía (editar)


Comparto aquí una breve semblanza individualizada para cada uno de los siete compañeros que acompañamos al Cristo Manolo en este momento ya histórico, registrado para la memoria en la que posiblemente sea la fotografía más importante en la Historia de España de los últimos 25 años.

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_el_mesias

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_jesus_carrillo_antoni_tapies

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_Isidoro_valcarcel_medina_1jpg

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_el_mesias_la magdalena

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_la_menda


Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_daniel_andujar_marcelo_exposito_pedro_g_romero

♠ ♣ ♥ ♦

Despedida y cierre (editar)


No sería justo despedirnos sin reiterar mi eterna gratitud y fraternidad a todos estos individuos excepcionales gracias a los cuales podemos afirmar haber vivido en primera persona el momento político más determinante en toda la Historia del proyecto moderno.
Pero por encima de todos nosotros, hay una persona que merece más que nadie
el vínculo sagrado de nuestra Fe. Es a Él que dedico mi fervoroso grito:

¡ VIVA MANOLO !

Arte_Politico_curating_chus_martinez_manuel_borja_villel_25_años_valla

  • Milagros de Nuestro Señor
  • Los infieles y los ingratos
  • Otros 25 años de PAZ
  • Manolo sí sabe reconocer una obra de arte político


17_Octubre_2015.

LA BARBA HIPSTER: Una campaña global del Ejército Norteamericano

arte_político_curating_chus_martinez_contemporary_Hipsters_US_Army

 

Tal vez hayas escuchado alguna vez el chascarrillo de quien llama jocosamente “Bin Laden” a ese otro vecino que, habiendo caído en la seducción de lo hipster, se ha dejado crecer una barba frondosa, encerada y normativa.

Lo que quizás no sepas es que la BARBA HIPSTER, lejos de evidenciar un posicionamiento vital desde el cual el barbudo en cuestión reclame la micropolítica capilar de sus libertades individuales, constituye en realidad un elemento estético instrumental para la instauración, a nivel planetario, de la pretendida nueva hegemonía norteamericana post 2001.

De este modo el creciente uso de barbas largas entre la población occidental desde el 11 de Septiembre viene precedida y auspiciada por una renovada aplicación táctica de  barbas bien pobladas, en este caso por parte del Ejército Norteamericano que ha activado este ornamento facial como elemento clave en varios conflictos armados.

arte_político_curating_chus_martinez_contemporary_Hipsters_Mr _Marshall

Un ejemplo paradigmático son las fuerzas especiales de esta superpotencia -los extensamente publicitados Navy Seals y Boinas Verdes– que comenzaron a usar barbas durante sus intervenciones de ocupación en zonas rurales de Afganistan a partir del año 2001.

Pero esos pelos no aparecieron como consecuencia de cierta laxitud disciplinaria entre tropas que operan en una zona de conflicto remota, si no que respondían desde un inicio a órdenes dictadas por los mandos de dichas unidades.

El objetivo era facilitar a las fuerzas de choque americanas la posibilidad de pasar desapercibidos (?) entre la población local si fuese preciso.

arte_político_curating_chus_martinez_contemporary_art_the_sign_1

arte_político_curating_chus_martinez_contemporary_art_the_sign_2

Tras más de una década de esta práctica y su consiguiente y exhaustiva sublimación en el imaginario colectivo por parte de Hollywood y demás herramientas habituales, las barbas de inspiración militar se han extendido por los barrios céntricos de las capitales occidentales hasta convertirse en rasgo identitario de un sector social que reclama sus privilegios de clase, como miembros de una nueva pequeño burguesía transgénica.

Los Hipsters de todo el mundo son los mejores hombres de América.

Como siempre y para cerrar, una pequeña lista de contenidos relacionados:



8_Octubre_2015.

ISIDORO VALCÁRCEL MEDINA, artista contemporáneo español, Premio Velazquez 2015

Isidoro_Valcarcel_Medina_Ganador_del_Premio_Velazquez_2015_la_tuna

Isidoro_Valcarcel_Medina_Ganador_del_Premio_Velazquez_2015_medalla_conmemorativa

Isidoro Valcárcel Medina (Murcia, 1937) es una figura de creciente relevancia en la actual narración oficial del arte conceptual español. A pesar de esta ascendente visibilidad en la península, su obra continúa siendo prácticamente desconocida en el contexto internacional.

Pintor en activo hasta inicio de los años 70, Valcarcel Medina partió del informalismo entonces en boga para aproximarse, en los útimos años de los sesenta, a una especie de constructivismo formalista ibérico.

En 1972, durante los Encuentros de Pamplona, entra en contacto con la obra de John Cage. Como consecuencia de esta confluencia y a continuación de la misma, su práctica plantea un giro mayor hacia los modos del minimalismo y el arte conceptual que se habían generado y popularizado durante la década anterior, fundamentalmente en los Estados Unidos.

Figura crucial en la introducción -y aún más en la posterior contextualización- de dichas corrientes en el ámbito local, Isidoro valcarcel Medina ha desarrollado desde entonces una trayectoria definida por las temáticas y maneras clásicas del arte conceptual de postguerra.

Isidoro_Valcarcel_Medina_Ganador_del_Premio_Velazquez_2015

En la faceta pública de su condición de artista, Isidoro se caracteriza por desplegar un posicionamiento vocalmente elusivo respecto al mercado del arte y sus circunstancias, a la vez que exhibe una notable afinidad con las instituciones españolas de su tiempo.

En poco más de un lustro, Isidoro ha sido agasajado con el Premio Nacional de Artes Plásticas, la Medalla al Mérito de las Bellas Artes y ahora, el Premio Velázquez 2015.

El pasado 7 de Octubre, tras atender a los argumentos de un jurado de expertos, el Ministerio de Cultura ha premiado al veterano artista, destacando “su sólida y coherente trayectoria y su sobresaliente aportación al arte desde el compromiso ético, político y social.”

0-Isidoro-Valcarcel-Medina_Ganador_del_Premio-Velazquez-2015-banner_21

Ante el baile de cifras relativas a la dotación económica de este premio publicadas en distintos medios de comunicación, acudimos a las fuentes y compartimos un estracto de la Orden ministerial CUL/382/2009 que regula las bases del Premio Velázquez de las Artes Plásticas:
“El Premio estará dotado con una cuantía de 125.000 euros, que se consignará en los créditos presupuestarios de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales.
Además de la dotación económica citada, el Ministerio de Cultura organizará a través del Museo Nacional Centro de Arte «Reina Sofía», una exposición que tendrá por objeto la obra del artista premiado.”

En el caso del artista murciano, esa muestra dedicada a su obra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia ya se realizó en Otoño de 2009, por lo que suponemos esa cláusula de las bases no se aplicará en esta ocasión.


Anuncios